(Pulso-La Tercera) El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo este lunes que Estados Unidos está tratando de “emparejar la cancha” con China después de décadas de prácticas comerciales injustas, pero su contraparte holandés advirtió que la guerra arancelaria perjudicaría a la economía global.

 Pompeo emitió estas declaraciones después de reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores de Holanda, Stef Blok, con quien también discutió sobre las amenazas de seguridad relacionadas con la nueva red de telecomunicaciones 5G.

El funcionario estadounidense defendió las políticas del presidente Donald Trump de aplicar más aranceles a las importaciones de productos chinos, al decir que “simplemente estamos tratando de emparejar la cancha y cuando lo hagamos estoy seguro de que ambas naciones tendrán éxito”.

Pero Blok argumentó que los aranceles serían dañinos para el intercambio comercial. “Al final los aranceles son negativos para trabajadores y empresarios estadounidenses y holandeses que dependen del comercio para subsistir. Esta es la razón por la cual, junto con la UE, intentamos minimizar los gravámenes”, declaró después la reunión.

En comentarios previamente a una conferencia empresarial en Holanda, Pompeo dijo que Trump quería asegurarse de que las compañías chinas y estadounidenses hagan negocios en términos equitativos. “Nos preocupa mucho que las empresas occidentales, las firmas estadounidenses que ingresen a los mercados chinos, reciban el mismo trato que las compañías chinas cuando éstas ingresan a los mercados occidentales”, afirmó.

Estados Unidos, que ha puesto a la gigante Huawei en una lista negra, quiere evitar que sus aliados europeos utilicen los servicios de la firma china, bajo la sospecha de actividad de espionaje del Estado chino.