(Pulso) El presidente del Consejo Minero, Joaquín Villarino, calificó como una mala noticia la decisión de Mina Invierno de paralizar sus faenas luego que el Tercer Tribunal Ambiental, con sede en Valdivia, prohibiera las tronaduras y planteó su preocupación respecto a la manera en que los organismos medioambientales están tratando este tipo de proyectos.

 Villarino, en entrevista con CNN, comentó que lo sucedido con la faena productora de carbón ubicada en la Región de Magallanes pone sobre la mesa un debate sobre cómo está funcionando el sistema general de evaluación ambiental y todo el sistema administrativo judicial vinculado con la aprobación de proyectos.

En esa línea, el presidente del Consejo Minero planteó que este proyecto se fue aprobando en todas las etapas correspondientes, pero que “el fallo que dicta las medidas cautelares se desentiende totalmente de los antecedentes técnicos y eso es lo que al final produce una cierta incertidumbre a la hora de si se invierte o no en actividades como la minera o energética”.

Las preocupaciones de Villarino las basa en que este “no es el primer fallo que de alguna manera pone en tela de juicio todo los antecedentes técnicos, yo creo que es el debate al que estamos llamado en el país para que se sigan desarrollando proyectos de esta naturaleza y cualquier otra que tenga algún impacto en el medio ambiente”

Sobre el futuro de la Mina Invierno, el mandamás del Consejo Minero espera que la decisión de prohibir las tronaduras se revierta en la Corte Suprema ya que a juicio de Villarino, quien afirmó haber visto los antecedentes técnicos, “se ha cumplido con altos estándares para el desarrollo de un proyecto minero de esta naturaleza”.