(El Mercurio) «Mucha gente cree que somos millonarios. Sí, somos privilegiados dentro del sistema porque ganamos un sueldo que escapa de la renta promedio de los trabajadores, pero nuestras necesidades no son muy diferentes a las del resto, por eso aunque ya tenemos una fórmula para encarar esta negociación colectiva, evidentemente las prioridades se mantienen: remuneraciones, mejoras en las condiciones de trabajo, salud, educación y vivienda. Esos son los pilares no solo para los trabajadores mineros, sino que para la sociedad en general, porque el costo de vida en un país que está privatizado es muy alto».

Estas palabras del presidente del Sindicato de Trabajadores de Collahuasi, Felipe Román, sintetizan el contexto en el que se darán las negociaciones colectivas que la minería enfrentará el próximo año. De acuerdo con datos de la consultora Plusmining, son 34 los contratos colectivos de faenas ligadas a 17 empresas de la gran y mediana minería que deben ser renovados durante el próximo año. Este número marcará un récord frente al peak de 2018, cuando los convenios que vencieron fueron 33.

[Sigue leyendo este tema en la edición impresa del diario]