(Reuters) El oro se recuperaba el lunes después de tocar su mínimo en tres meses en la sesión previa, en una jornada en la que las compras eran impulsadas por preocupaciones sobre la economía mundial, la incertidumbre sobre la negociación comercial entre Estados Unidos y China y la creciente violencia en Hong Kong.

A las 0811 GMT, el oro al contado ganaba un 0,3%, a 1.463,42 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos subían un 0,2%, a 1.465,70 dólares la onza.

“Los precios del oro están bastante bajos ahora y los inversores están aprovechando la oportunidad para tomar posiciones en este metal de refugio, ya que sigue teniendo un sesgo alcista, considerando las preocupaciones sobre la guerra comercial y la economía mundial”, dijo Brian Lan, de la correduría singapurense GoldSilver Central.

La compra de oro por parte de bancos centrales, sobre todo en China, también daba impulso al oro, según Lan.

Los inversores destacaron también el recrudecimiento de la violencia en Hong Kong, donde la policía disparó e hirió a un manifestante antigubernamental el lunes, en un momento en que el territorio bajo control chino entra en su semana número 24 de protestas prodemocracia.