(El Mercurio) La agitación social en el país le ha impedido a la estatal Empresa Portuaria de San Antonio (EPSA) efectuar el proceso de participación ciudadana adelantado para incorporar ese aporte en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto de Gran Escala (PGE) o Puerto Exterior. Este es el mayor plan vigente de este rubro en el país, que involucraría inversiones por US$3.360 millones.

Esta consulta anticipada a los vecinos -junto al plan de reasentamiento- es clave para elaborar el EIA que la compañía luego debe validar ante la autoridad ambiental. Por ello, EPSA decidió postergar para mazo de 2020 la tramitación de dicho estudio, paso que tenía previsto dar en diciembre de este año, afirma el gerente general de la compañía, Luis Knaak.

[Sigue leyendo esta noticia en el diari0]