(El Mercurio de Calama) Desde la certificación de la Norma Chilena 3262 de igualdad de género y conciliación de la vida laboral, familiar y personal en julio de 2017, la división Ministro Hales se comprometió a mejorar e implementar al menos dos medidas de conciliación al año en beneficio de sus trabajadores.

Es por eso que en 2019, con el fin de incentivar el apego con sus hijos durante el primer mes de nacimiento, la minera aumentó de cinco a ocho días el permiso legal para los trabajadores padres de recién nacidos. Un trabajo que comenzó progresivamente hace dos años otorgando permiso para retirarse tres horas antes de finalizar el turno, hasta llegar al actual beneficio de los ocho días.

Favorecer el apego

El administrativo de Abastecimiento, Francisco Rojas, fue uno de los primeros en solicitar el beneficio. «En lo personal soy una persona muy agradecida, es impagable el hecho de haber estado presente durante el primer mes de mi última hija. El simple acto de cobijarla, transmitirle mi cariño y amor durante sus primeros días de vida, haciéndole entender que nunca va a estar sola, que hay una familia detrás que siempre estará con ella, no tiene palabras», relató.

El gerente de Recursos Humanos de DMH, Fernando Avendaño, por su parte, explicó que «el vínculo emocional más importante en la vida de una persona se da en la primera infancia, por lo que creamos la medida ‘papá en casa’, propiciando el apego del menor no sólo con la madre, sino también involucrando al padre. En este sentido, seguiremos trabajando por el bienestar de quienes trabajan en la división, favoreciendo una cultura de diversidad e inclusión».