(El Mercurio) Evitar un fracaso similar al que en julio tuvo la primera licitación para la industrialización del litio en el país es el objetivo de la negociación que durante más de un mes sostuvo Corfo con SQM y que concluyó con la firma de un anexo al contrato de arriendo de las pertenencias que la minera no metálica explota en el salar de Atacama y que son propiedad de la agencia de fomento.

El jueves, en el marco de la visita que las empresas interesadas en participar de esta subasta realizaron a la Región de Antofagasta para conocer el proceso productivo de SQM, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas, entregó detalles de este convenio que en lo medular fija la fórmula para calcular el precio preferente al cual la empresa tiene que vender el 25% de su producción para destinarlo a la elaboración en Chile de productos con valor agregado.

[Sigue leyendo este tema en el diario]