(El Mercurio) Las propuestas para responder a las demandas a la población y superar la crisis social suman y siguen. Esto tiene al Gobierno y al mundo político haciendo cálculos y evaluando alternativas para poder financiar la agenda social.

Replicando lo que sucedió con la reconstrucción tras el terremoto de 2010, la gran minería volvió a entrar al ruedo entre parlamentarios como una de las fuentes de las que podrían provenir estos recursos. No han sido pocos los que en los últimos días y desde distintos sectores políticos han planteado que, ante la coyuntura, hay que revisar e incrementar en forma permanente el impuesto específico que pagan estas empresas.

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, aseguró que esta vez no está en los planes hacer ajustes en el denominado royalty minero, como se hizo hace una década cuando dicho tributo se elevó. Pero, según congresistas, lo que sí se estaría analizando el Ejecutivo es que la industria del cobre financie toda o parte de alguna de las medidas del paquete social.

[Sigue leyendo este tema en la edición impresa del diario]