El director ejecutivo de ASDIT, Andrés Alonso, se reunió con la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, el intendente Edgar Blanco, y una serie de actores ligados a la investigación y desarrollo tecnológico a nivel local, con el fin de conocer las visiones más relevantes de la región respecto al proyecto que se está desarrollando para la postulación al Instituto de Tecnologías Limpias, que actualmente se encuentra en la segunda etapa, denominada RFP (Request For Proposal).

[VEA TAMBIÉN: Asdit designó nueva Dirección Ejecutiva para su postulación al Instituto de Tecnologías Limpias]

“Se ha recogido en terreno la sensibilidad que existe en la región respecto a esta iniciativa. Se trata de un proyecto muy importante para la zona y como ASDIT siempre lo hemos entendido así. Mi visita reafirma el compromiso, las ganas de que este proyecto sea de nivel mundial y que tenga un profundo impacto en la Región de Antofagasta”, expresó Andrés Alonso.

En tanto, el presidente de la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), Marko Razmilic, señaló que “es importante para nosotros dar a conocer la relevancia de este proyecto, que representa a la Región de Antofagasta, ya que busca transformarse en un referente tecnológico internacional en energía solar, hidrógeno, minería sustentable y materiales avanzados de litio, y también en un polo de innovación y emprendimiento de alcance global”.

Contribución de las universidades regionales

Las universidades de la Región de Antofagasta tendrán un rol relevante en el futuro Instituto de Tecnologías Limpias, considerando sus conocimientos y capacidades técnicas.

Es así como Luis Alberto Loyola, rector de la Universidad de Antofagasta, expresó que “fue importante para nosotros destacar la importancia que tiene para la región este proyecto, que tiene como gran aporte de las universidades locales el desarrollo de conocimientos y tecnología. Una línea importante que destacamos es el desarrollo de capital humano con la formación de técnicos, profesionales, grados de magíster y doctor, de manera que hemos hecho ver que este proyecto tiene que tener una relevancia regional que debe partir desde la gobernanza de este instituto, donde debe haber una presencia regional desde allí hasta el trabajo mismo de los proyectos asociativos con otras universidades e instituciones”.

Mientras que el rector de la Universidad Católica del Norte, Jorge Tabilo, recalcó que “este proyecto es una tremenda oportunidad para la región porque va a permitir el desarrollo industrial y también la interrelación y el desarrollo sobre todo respecto al capital humano y tecnológico en nuestras universidades. Hay ejemplos de muchas ciudades en el mundo en el cual este tipo de experiencias han sido muy exitosas y las lecciones aprendidas en esos lugares debemos replicarlas en nuestra zona”.