(Pulso) La primera fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China podría brindar algo de alivio a los exportadores de cobre, al ayudar a apuntalar las finanzas del productor estatal chileno Codelco, señaló el ministro de Minería de Chile, Baldo Prokurica.

Los precios del cobre podrían repuntar a US$3 por libra, desde un promedio aproximado de US$2,72 el año pasado, mientras Washington y Beijing trabajan para resolver su disputa comercial que ha dado paso a un “complejo período” de incertidumbre económica que ha perjudicado la demanda industrial del metal, dijo Prokurica en una entrevista telefónica.

Las tensiones entre EEUU y China contribuyeron a desencadenar una desaceleración en la fabricación mundial, alimentaron las preocupaciones sobre las perspectivas para el cobre y mantuvieron un techo sobre los beneficios incluso ante una reducción de los inventarios. Ambos países, los mayores consumidores mundiales del metal, firmaron el miércoles lo que anunciaron como la primera fase de un pacto comercial más amplio. Los precios del cobre se recuperaron en el periodo previo hasta el acuerdo y se dirigen a una segunda ganancia semanal consecutiva.

“Permanentemente sostuvimos algo que era nuestra tesis, pero creo que ha quedado confirmada”, afirmó Prokurica el jueves. “El bajo precio de la libra de cobre era artificial, artificialmente bajo, por la inestabilidad que producía la guerra comercial entre EEUU y China”.

Una resolución a la disputa comercial podría estimular a los compradores, incluido China, a restaurar sus reservas, lo que ayudaría a impulsar el repunte de los precios, expresó Prokurica. Los inventarios rastreados por las bolsas en Shanghái, Londres y Nueva York se han reducido en más de un tercio en los últimos seis meses.

El cobre para entrega en marzo subió 0,1% a US$2,85 por libra a las 11:59 a.m. en Nueva York el viernes.

Codelco, el principal productor mundial de cobre, entrega todas sus ganancias al gobierno chileno, que luego decide la cantidad que reinvertirá. La compañía planeaba gastar más de US$20.000 millones durante una década para modernizar sus antiguas minas y evitar un inminente desplome de la producción.

El financiamiento del gobierno para la modernización de Codelco quedó relegado a un segundo plano mientras el presidente, Sebastián Piñera, prioriza proyectos sociales tras una ola de protestas a nivel nacional contra la desigualdad de ingresos en el país. El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, dijo que la compañía “puede acceder al financiamiento mediante la capitalización o los mercados internacionales”, lo que genera especulaciones entre los operadores independientes respecto a si la minera estatal consideraría una oferta pública inicial.

El jueves, Prokurica descartó una oferta pública inicial para el gigante cuprífero.

“La privatización de Codelco no está dentro del programa del gobierno del presidente Piñera”, precisó. “Eso es materia de una reforma constitucional y no se ha planteado ni en el programa de gobierno ni mucho menos ahora”.