(El Mercurio) En medio del conflicto que enfrenta con la comunidad de El Melón, en la comuna de Nogales -quienes piden una solución al déficit hídrico que los afecta-, la minera Anglo American accedió a conectar un segundo pozo al sistema de agua potable rural que abastece a esa zona aledaña a las operaciones de su mina El Soldado.

En medio de las movilizaciones durante los primeros días de iniciado el estallido social, un grupo de habitantes de la zona se tomó las instalaciones de uno de los 12 pozos que la compañía posee en la zona y desde los cuales extrae el recurso para abastecer sus procesos mineros.

[Sigue leyendo este tema en la edición digital del diario]