(El Mercurio) “Nuestra compañía es la encargada de asesorar a los sindicatos, pero en acuerdo con las compañías de seguros que a su vez nos necesitan para hacer el servicio de posventa. Los sindicatos y la compañía de seguro nos contratan de común acuerdo”.

Estas palabras son de Guillermo Acuña Maldonado, uno de los fundadores de Gestión y Servicios (GyS), quien el año 2005 enfrentaba de esta forma los cuestionamientos por el doble rol de su empresa como representante de la compañía de seguros y a su vez asesor de los sindicatos de Codelco.

Las declaraciones de Acuña se produjeron en medio de la polémica que en esa época suscitó la decisión de la estatal de dejar en manos de las trabajadores de Chuquicamata -entonces parte de la división Codelco Norte- la contratación y gestión de los seguros de vida y accidentes personales. A esa época se remonta, precisamente, el supuesto fraude que denuncia Codelco, el cual superaría los US$20 millones y estaría vinculado al financiamiento de los seguros de vida y accidentes personales pactados en los convenios colectivos de la división Chuquicamata.

[Sigue leyendo este tema en la edición digital del diario]