(Pulso-La Tercera) Por primera vez, desde que salió a la luz el “fraude orquestado” que acusa Codelco por seguros de vida en cuatro sindicatos, Chilena Consolidada alzó la voz.

Hace dos semanas que la cuprera presentó ante el Ministerio Público una medida prejudicial en contra de la aseguradora -ligada a Zurich Insurance Group-, señalando que eran parte de la estafa por sobrecostos en los seguros durante 14 años, lo que les trajo US$22 millones de perjuicios económicos.

En el documento que Chilena Consolidada entregó al 29° Juzgado Civil de Santiago, se aseguró que Codelco tuvo una clara responsabilidad en el fraude que se les acusa y que no comprenden, por qué “convenientemente (la estatal) omite una parte de la historia -la parte que no le conviene-”.

Así se continuó señalando que desconocen los motivos por los que Codelco decidió darle una prerrogativa económica tan significativa a los sindicatos (Chuquicamata 1,2,3 y Radomiro Tomic) bajo la modalidad de entregarle la elección, contratación y administración de los seguros colectivos durante 14 años. “Lo que sí conocemos, sin embargo, es que Codelco jamás ejerció las facultades de fiscalización que le impone su normativa corporativa interna y que se reservó en los convenios colectivos y sus sucesivas renovaciones”, aseguró la representación de la aseguradora, liderada por Cristóbal Eyzaguirre, del Estudio Claro & Cia.

“Lapidario” informe

La batalla judicial que inició Codelco hace unas semanas nació de una denuncia anónima de 2018, instancia en la que se mandató a Cochilco para realizar una auditoría y así conocer más detalles del ahora fraude que acusa la estatal.

En los descargos que presentó Chilena Consolidada se alude a dicho informe realizado por Cochilco, pues se da cuenta de diversos puntos que la estatal habría omitido.

Según la aseguradora, el escrito de Cochilco da cuenta de que fue Codelco la que habría tolerado que las contralorías divisionales de las divisiones involucradas no hayan ejercido las actividades de control y monitoreo que les exige la normativa aplicable. Además, que fue la estatal “la que habría transgredido su propia normativa corporativa interna y las obligaciones de monitoreo que asumió en los contratos colectivos” y “la que habría tolerado que la contratación de los seguros en cuestión se hiciera sin previa licitación”. Por último, se sostuvo que fue la cuprera la que habría tolerado la contratación de dichos seguros “sin un análisis ni evaluación previa de aspectos de carácter técnico de las cotizaciones y ofertas, como nivel de riesgo asociado, coberturas, composición del valor de la prima, y montos adicionales incorporados”.

Posteriormente, la defensa de Chilena Consolidada aseguró que “lo que sorprende, es que, no obstante lo lapidario de las conclusiones del citado informe, Codelco haya decidido poner en obra este gran montaje comunicacional, con la manifiesta intención de exculparse a costa de otros. Sin embargo, aquí no hay casualidades”.

Así, sostuvieron que resulta inaceptable que la estatal pretenda desligarse de “su negligencia declarada por su propio fiscalizador, presentándose como víctima” y que en lugar de asumir su culpa, “procure instrumentalizar a nuestra representada y a este proceso para destrabar sus negociaciones colectivas y salvar su propia responsabilidad”.

Chilena Consolidada frecuentemente en el escrito aseguró que colaborará con lo necesario y respecto a la auditoría interna, sostuvo que aún está en curso. Además, presentó ante el Ministerio Público las actas de directorio de 2019 en las que se refirieron al caso.