(El Mercurio de Calama) Unos 3.600 trabajadores contratistas de Antofagasta Minerals (AMSA) y BHP comenzaron a recibir este mes el salario mínimo de $500 mil. Ambas compañías mineras anunciaron a mediados de diciembre la implementación de esta medida, como una forma de aportar a una mejor calidad de vida en la zona y responder también a las demandas sociales.

Efectivamente, el salario imponible promedio de los trabajadores mineros en la región de Antofagasta es el más alto del país ($1.8 millones según las últimas cifras de la Superintendencia de Pensiones), no obstante la diferencia entre los trabajadores propios de las compañías y los contratistas siempre ha sido motivo de discusión, sobre todo considerando el creciente porcentaje de colaboradores insertos en labores críticas de la industria.

[Siga leyendo esta noticia en https://www.mercuriocalama.cl/impresa/2020/01/31/full/cuerpo-principal/5/]