(Emol) En medio de las repercusiones económicas mundiales del coronavirus y de la pugna petrolera entre Arabia Saudita y Rusia, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, sostuvo que “esta es una preocupación más, no cabe esconderlo, es un shock externo relevante (…) que se mezcla con nuestra propia situación interna, donde tenemos nuestros propios problemas y la llegada del Covid-19 a nuestro territorio”. “La verdad es que hay una serie de elementos nuevos que no teníamos hace dos meses que nos obligan a reenfocar la mirada en muchos aspectos y a tener nuevas miradas de política que atiendan desde lo sanitario el virus”, dijo el titular de la cartera en entrevista con radio ADN.

Respecto al impacto del virus de Wuhan en lo financiero, Briones indicó que “se ha transmitido a una volatilidad muy grande de los mercados financieros internacionales, a lo cual se suma la caída del petróleo, que viene a introducir un ruido adicional por distintos factores”.

Así, frente a los ruidos externos que repercuten en una economía abierta como la chilena, Briones fue consultado por si el Gobierno está evaluando impulsar algún plan fiscal para contrarrestar el impacto económico del coronavirus en la actividad local. En ese sentido, mencionó que “las medidas de liquidez tanto en dólares como en pesos siguen plenamente vigentes, se podrían cambiar en la medida que eso se requiera, como dijo el Banco Central, y lo mismo con el programa de intervención del mercado cambiario”.

Asimismo, recordó que el Ejecutivo ya tiene en marcha un plan de estímulo fiscal que considera un punto del PIB de mayor gasto extraordinario transitorio, “es un tamaño grande”, sostuvo. “Entonces, yo creo que por ahora tenemos las medidas necesarias para responder, tenemos la coordinación, y en eso se basa mi llamado a la calma, a la tranquilidad, a no sobrerreaccionar, porque tenemos autoridades que están encima que están coordinadas y tenemos una institucionalidad financiera que es robusta”.

En el área económica, Briones reveló que “tenemos planes de acción que están en curso” y puso especial énfasis en el mundo pyme, el cual dijo que “nos preocupa”. “Estamos evaluando medidas complementarias a las que ya tenemos abiertas, porque en la medida que entre el coronavirus la gente va a probablemente, siguiendo lo que pasó en otros países, evitar actividades que tengan contacto con otros”. “Por lo tanto el sector turismo, el sector servicios, uno anticiparía que son los que más van a sufrir y uno tiene que estar preparado para darle apoyo a esos comercios en este shock transitorio que van a sufrir”, dijo el ministro.

Por último, remarcó: “Es importante subrayar esto último, que es un shock transitorio, no sabemos cuánto dura esa transitoriedad, la evidencia que tenemos es que en China aparentemente el virus estaría controlado, hay que ver qué pasa en otros países, pero no es un shock permanente, es importante destacarlo”.