(El Mercurio de Antofagasta) Como es sabido la explotación a rajo abierto de la mina Chuquicamata  vive sus últimos meses de vida, pues según el programa definido por Codelco este 2020, debería culminar sus fases de explotación y luego de ello trataría mineral de stock, dando paso definitivo a la mina subterránea. Lo anterior implica progresivamente menos camiones, equipos de carguío y por ende una menor dotación de manutención.

Sin embargo, dentro de los análisis que hacen en la cuprífera estaría la alternativa de que en 2021 conviva la minería a rajo abierto con la subterránea explotando la fase 49 (Pared Este), según explicaron los dirigentes sindicales. Lo cuál necesariamente se debe ejecutar con más equipos de lo presupuestado originalmente (12 camiones aproximadamente), lo que permitiría continuar desarrollando la mina a través de la operación de rajo hasta 2022.

Siga leyendo esta noticia en: [https://www.mercurioantofagasta.cl/impresa/2020/03/16/full/cuerpo-principal/11/]