(Emol) El Consejo de Defensa del Estado (CDE) acordó interponer una querella en contra del ex presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, por los delitos de soborno y cohecho. Esto, según lo señalado por el acta de reunión del consejo del organismo del pasado 3 de marzo.

La decisión se basó en que, según el CDE, “existen antecedentes que acreditan la comisión del referido delito y la participación” que le cabría a los querellados, entre ellos, Pizarro.

Por lo que se zanjó “interponer querella por los delitos de cohecho y soborno, de los artículos 248 bis, inciso segundo, y 250, inciso tercero, ambos del Código Penal, y otros que pudieran establecerse, en contra de los señores Nelson Pizarro y José Miguel Julián González”.

Lo anterior, en relación a la investigación que lleva adelante la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente.

[VEA TAMBIÉN: Codelco responde demanda de ex-VP y revela incumplimientos en lo que habría incurrido ejecutivo]

Sumado a la acción anunciada por el CDE, la cual podría presentarse a finales de este mes, se encuentra la denuncia hecha por Codelco en noviembre pasado, cuando detectara un supuesto conflicto de interés que involucraría a Nelson Pizarro.

Eso luego de que un reportaje televisivo emitido hace algunos meses relatara los nexos entre Felipe Pizarro -hijo del ex mandamás de Codelco- con José Miguel Julián, quienes fueron socios en la sociedad Servicios, Asesorías e Inversiones JPMAQ.

Este último, en 2015, a través de la sociedad Indak, se habría adjudicado un contrato para remover mineral en la división Salvador de la estatal por un monto cercano a los $1.800 millones.

Lo anterior, se habría desarrollado en paralelo a una transacción entre Felipe Pizarro y el mismo Julían, cuando el segundo le habría vendido una propiedad en el sector de Chicureo, comuna de Colina, por un monto cercano a los $70 millones, siendo que el avalúo fiscal de la vivienda habría superado los $500 millones.