(mch)Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi informó que frente a la emergencia por el avance del Covid-19 en el país y con el objetivo de velar por la salud de sus trabajadores y contratistas, ha venido reduciendo progresivamente el número de trabajadores en faenas y oficinas, de su operación y proyectos, en resguardo de la salud y seguridad de las personas.

De esta manera, está implementando teletrabajo para los trabajadores mayores de 65 años, aquellos con enfermedades crónicas y los que cumplen funciones que se pueden realizar de manera remota. Asimismo, se determinó una barrera sanitaria para evitar que personas con síntomas o expuestas a contagio suban a faena, implementando una consulta de salud y control de temperatura en sus lugares de origen, previo al traslado. En caso de sospecha de contagio, existen protocolos para una contención inmediata y sectorizada, con el fin de resguardar al resto de los trabajadores.  Además, se están restringiendo instancias de contacto, con la suspensión de funcionamiento de gimnasios y actividades recreativas, la limitación de reuniones, así como el establecimiento de turnos, horarios fraccionados y suspensión del autoservicio para la atención de alimentación.

Junto con lo anterior, se ha establecido la limpieza y sanitización estricta de todas las superficies de contacto, como equipos y medios de transporte, la instalación de dispositivos de sanitización de manos, y se ha duplicado la flota de buses y el transporte aéreo para limitar el número de personas. Adicionalmente se implementó una amplia campaña de difusión interna y toma de conciencia de los riesgos y características del coronavirus, las recomendaciones preventivas y la normativa interna al respecto.

Se suspendieron visitas de cualquier tipo a faena y se estableció que toda reunión con consultores o profesionales externos se realizara solamente mediante herramientas remotas. “Con estas medidas, que se han realizado a través de un trabajo colaborativo con nuestros sindicatos, se busca mantener un adecuado distanciamiento social”, indicaron.

La compañía, que se encuentra ubicada a más de 4.000 metros de altura en la región de Tarapacá, está tomando todas las medidas preventivas y de control siendo evaluadas constantemente, con el fin de mantener el resguardando de la salud de sus trabajadores.