(mch)En el contexto de la propagación mundial de COVID-19, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la Universidad de Chile está desarrollando un prototipo de ventilador respiratorio, que pueda ser construido de manera masiva y a bajo costo en nuestro país, con el fin de ponerlo a disposición de nuestro sistema de salud en el periodo más crítico de esta pandemia, que de acuerdo a las autoridades nacionales, se producirá durante las próximas semanas.

Ad portas de comenzar las evaluaciones finales para cumplir con las certificaciones de salud, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas, visitó las dependencias del Laboratorio de Fabricación Digital (FabLab) de la Universidad de Chile para conocer el estado de avance del prototipo. En la ocasión, se reunió con el prorrector Alejandro Jofré; el vicedecano de la FCFM y coordinador del proyecto, James McPhee, y el equipo de ingenieros, investigadores y estudiantes detrás de esta iniciativa.

“Sabemos que hay varias universidades e instituciones que están trabajando paralelamente en lo mismo. Algunos casos están muy cerca de ser certificados como es la situación que hemos visto hoy acá en el FabLab de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas. Les estamos visitando para motivarlos a que salgan lo antes posible con sus certificaciones”, explicó Pablo Terrazas en el marco del fondo para el “Escalamiento en la Producción de Ventiladores Mecánicos”, lanzado recientemente por Corfo en el contexto de la crisis de salud nacional.

Pruebas con un pulmón artificial

A partir de la semana del 13 de abril, el prototipo de ventilador mecánico desarrollado por la FCFM inició sus procesos de certificación en salud.

El vicedecano James McPhee explicó las siguientes etapas de este proyecto: “Estamos listos para probar nuestro prototipo en condiciones más exigentes, con un pulmón artificial que permita simular escenarios más realistas de operación. Para ello, un equipo de médicos de la Universidad de Chile, nos entregarán un pulmón artificial para que las pruebas sean semejantes a las condiciones de la vida real. También estamos listos para realizar pruebas de resistencia del equipo, es decir, de operación por tiempos prolongados”.

A continuación, agregó McPhee, al cumplirse los requisitos que exige la institucionalidad de la salud en Chile, vendrá un fase final de prueba, donde resolverán un diseño sólido del equipo para ser reproducido a gran escala y planificar las fases intermedias de producción masiva.

Equipo desarrollador

El equipo de desarrolladores de la FCFM está integrado por ocho profesionales con dedicación exclusiva: académicos y estudiantes de los departamentos de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Mecánica, ingenieros e investigadores del laboratorio FabLab y del Centro Avanzado de Tecnología para la Minería (AMTC). Este último está representado por el Dr. Javier Ruiz del Solar (además director ejecutivo del Centro), el Dr. Mauricio Correa, el MSc Felipe Inostroza y el ingeniero Carlos Tampier, todos integrantes del grupo de investigación en automatización del AMTC.

El proyecto cuenta también con la participación de profesionales de la salud de la Facultad de Medicina y del Hospital Clínico Universidad de Chile, a través de kinesiólogos y médicos, que están colaborando desde el inicio para ajustar el funcionamiento del ventilador a los parámetros de salud requeridos.

Integrantes del equipo:

Andrés Astudillo Olivares (Ingeniería Mecánica)
Ulises Campodónico Morales (Ingeniería Mecánica)
Mauricio Correa Pérez (AMTC)
Rubén Fernández Urrutia (Ingeniería Mecánica)
Felipe Inostroza Ferrari (AMTC)
Javier Ruiz del Solar San Martín (AMTC)
Carlos Tampier Cotoras (AMTC)
Joakin Ugalde Castro (FabLab)
Daniel Arellano Sepúlveda (Facultad de Medicina, Departamento de Kinesiología)

Video