(El Mercurio) Hasta fines de este año se proyectaba el fin de la vida útil del rajo de Chuquicamata, que cuenta con más de 100 años de historia. Sin embargo, un proyecto elaborado entre trabajadores y la gerencia de dicha mina apunta a extender la explotación del yacimiento , en paralelo a la entrada en operación paulatina de la faena subterránea, inaugurada el año pasado.

Se trata de los últimos bancos de mineral con los que cuenta el yacimiento en el rajo, los que, sin embargo, requieren nuevas modalidades de trabajo, que exigen mayor productividad de los trabajadores para que resulte rentable.

Es por esto que la estatal propuso un nuevo pacto laboral que incluye turnos de trabajo de 7 x 7, modalidad que ya fue aprobada por uno de los tres sindicatos involucrados, mientras que los demás tienen programados los sufragios para los próximos días.

[Puede seguir leyendo esta noticia aquí https://digital.elmercurio.com/2020/04/21/B/PL3POG7P#zoom=page-width]