(Reuters América Latina) Los precios del oro cayeron más de un 1% el martes, debido a que el fin de los confinamientos para contener al coronavirus en muchos países generaba esperanzas de una recuperación económica e impulsaba el apetito por el riesgo.

El oro al contado cayó un 1,1% a 1.710,95 dólares, tras haber tocado un mínimo del 13 de mayo de 1.708,47 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con una baja de un 1,7% a 1.705,60 dólares.

“Hay una toma de riesgo en el mercado que impulsa la reversión de los flujos de refugio (del oro)”, dijo Daniel Ghali, estratega de materias primas de TD Securities.

Las acciones estadounidenses subían porque los inversores estaban más optimistas por las reaperturas de comercios y una posible vacuna contra el coronavirus.

“Una baja a menos de 1.700 (dólares) podría abrir las puertas a 1.680 dólares (por onza de oro)”, dijo el analista de FXTM Lukman Otunuga. “Sin embargo, es probable que la presión bajista se vea contrarrestada por problemas comerciales, datos económicos decepcionantes y temor por el crecimiento”.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que el presidente Donald Trump está tan “molesto” con Pekín por el coronavirus y otros asuntos que el acuerdo comercial que firmaron no es ya tan importante para él como lo fue.

Entre otros metales preciosos, el paladio perdió un 1,3% a 1.966,43 dólares la onza y el platino cayó un 1,2% a 828,45 dólares, mientras que la plata bajó un 0,5% a 17,12 dólares.